Conectarse | Mi carrito

Vuestro carrito está vacío.

Helicobacter Pylori, tratamientos naturales para la erradicación

Helicobacter Pylori, tratamientos naturales para la erradicación

Expediente según * Dr Rita MONSIEUR y Dr Van Snick.

Introducción al Helicobacter Pylori

Helicobacter pylori (HP) es une bacteria que infecta las mucosas  de la pared del estómago humano. La bacteria Helicobacter pylori es sobre todo responsable de gastritis crónicas, de úlceras duodenales y desempeña un papel importante en la génesis de ciertos cánceres gástricos. Conocida desde el 1980 solamente, esta infección se adquiere en la infancia y en la mayoría de los casos, se vuelve crónica, se acompaña de una inflamación de la mucosa gástrica y es la causa del 90 % de todas las gastritis crónicas.

La transmisión es intra-familiar (madre / niño, hermanos) y perdura durante décadas, incluso toda la vida de la persona infectada. Cerca del 10 % de las personas infectadas, desarrollarán una enfermedad ulcerosa.
Cuarenta por ciento de la población europea padece de eso y más del 80 % en los países desfavorecidos.

EL HP vive exclusivamente en el estómago humano y es el solo organismo conocido que puede sobrevivir en un entorno tan ácido. Posee una forma helicoidal (por eso se le dio el nombre de "Helicobacter") y puede fijarse en la pared estomacal ¡ con el fin de colonizarla ! El estómago produce dos sustancias, el ácido clorhídrico y la pepsina. La mucosidad protege la pared estomacal estas sustancias muy irritantes.

Las patologías aparecen en el momento de una secreción demasiado grande de ácido o en el momento de una protección insuficiente por la mucosidad.

La presencia de HP multiplica por 30 el riesgo de cáncer del estómago y al parecer el cáncer del estómago no puede desarrollarse en su ausencia. Una relación muy estrecha está establecida entre pobreza e infección por el Helicobacter pylori.

Actualmente, se aconseja erradicar sistemáticamente el Helicobacter, hacer un tratamiento preventivo para los pacientes que han padecido una gastrectomía parcial por cáncer, hacer el diagnóstico a los parientes de primer grado y a los portadores de lesiones histológicas preneoplásicas (atrofía, metaplasia).

El alcohol, el estrés, ciertos medicamentos (aspirina y antiinflamatorios) y la primoinfección por Helicobacter pylori, son las principales causas de varias patologías gastroduodenales.

Habitualmente, las bacterias no resisten en el medio ácido del estómago, sin embargo el Helicobacter pylori secreta una enzima (ureasa) que le permite sobrevivir en los jugos gástricos neutralizándolos. La bacteria actúa entonces de dos modos, aumenta la secreción de los jugos gástricos y debilita la estructura de la mucosa gastroduodenal. Menos protegida, la pared del estómago o del duodeno entonces es atacada por los jugos gástricos.

Métodos de detección del HBP

Clásicamente se pratica una biopsia cada vez que se hace una endoscopia, permite determinar la presencia de HP.

Se han puesto a punto otras pruebas pero no son utilizadas o no presentes en todos los países de Europa.

La detección por análisis del aire espirado con la urea marcada está disponible en ciertos países (Francia). Un kit está disponible en farmacia y se envía al laboratorio, es interesante para controlar la eficacia del tratamiento.

La detección sanguínea puede ser útil. Desgraciadamente queda positivo numerosos meses después de la erradicación del HP y es pues difícil de utilizar.

Una última técnica de diagnóstico de Helicobacter pylori está basada en la puesta en evidencia en las heces de antígenos de este germen por dosificación inmunológica, esta prueba da una sensibilidad del 96 %, una especificidad del 93 % y valores de predicción positivos del 92 % y negativos del 96 % pero actualmente no se practica de forma habitual.

Tratamiento clásico

En medicina clásica el tratamiento, una triterapia de siete días que asocia un inhibidor de la bomba de protones a dos antibióticos, permite desahacerse de él en el 70 % de los casos. Para los enfermos resistentes, un segundo tratamiento, una quadriterapia, más poderoso y más largo, permite eliminar la bacteria en el 63 % de los casos, sea en resumen, un índice de erradicación del 90 %. La inflamación persiste durante 6 a 24 meses y la mucosa vuelve a ser normal. Si ésta ya estaba afectada, las lesiones persisten, pero se han parado definitivamente su extensión y su agravación.

Mecanismo

El primum movens es por supuesto la infección por el HP, éste se implanta en un medio hiperácido y en un estómago cuyo vaciado gástrico está disminuido.

Las lesiones de gastritis crónica se instalan perjudicando las mucosas, disminuyendo el tránsito y permitiendo una reinstalación de la bacteria.

Tratamiento natural para la erradicacción de la bacteria Helicobacter Pylori

El protocolo consta de 4 meses de cura reunidos en HPB Global Acción

Aceites esencials

El tratamiento de la infección se hace clásicamente por los aceites esenciales.

Lucha contra la infección o las recidivas

Los aceites esenciales están en el primer puesto en la lucha contra Helicobacter pylori.

Los antiinfecciosos son sobre todo los aceites esenciales con quimiotipo Fenol como Origanum compactum, Thymus vulgaris CT timol, Melaleuca alternifolia, Cinnamomum zeylanicum hojas. Clavo (Eugenia caryophyllata) inhibe el crecimiento de Helicobacter pylori.

La concentración media inhibitoria (CMI) es de 40 µg / ml para el Clavo.

Se encontrará en los aceites esenciales ricos en aldehidos como Cinnamomum zeylanicum o ricos en sequiterpenos como Chamomilla recutita y Zingiber officinalis una acción antiinflamatoria importante.

Ciertos aceites esenciales ricos en monoterpenos como Foeniculum vulgare o Salvia officinalis ejercen una acción cicatrizante.

La acción antisepasmódica está marcada en Artemisia dranunculus y Zingiber officinalis.

Varios aceites esenciales como Mentha piperita y Lemongrass mostraron in vitro una inhibición neta de la proliferación del HP.

Las plantas 

En el tratamiento de estas patologías gastroduodenales, la fitoterapia también puede ser útil.

Algunos isoflavones inhiben el crecimiento del Helicobacter pylori. Esta acción es menos importante que su acción estrogénica lo que limita su utilización de manera estandardizada. Se trata de Glycine max, Medicago sativa (la alfalfa), Cimifuga racemosa.

La Glycyrrhizine tiene una acción antiinflamatoria, inhibe la producción del PGE2 y aumenta la producción de la mucosidad estomacal, el tiempo de vida de las células epiteliales del estómago e inhibe la secreción del pepsinógeno. El ácido glicirrético bloquea parcialmente la degradación de las hormonas suprarrenales particularmente del cortisol. De este hecho, prolonga sus efectos biológicos en el hombre. In vitro, el extracto hidroalcohólico de Regaliz inhibe las cepas de Helicobacter pylori con una concentración mínima inhibitoria (CMI) de 50 a 400 mg / ml.

Ciertas Brassicaceae como la col o el brécol Brassica oleacera contienen glucosinolatos que bajo el efecto de una enzima, se transforman en sulforafano. Esta molécula inhibe el crecimiento de Helicobacter pylori, en 8 casos sobre 11. La actividad antiácida de estas verduras desaparece con la cocción.

Cranberry, el arándano agrio ejerce una acción antiinfecciosa y permite una mejor absorbción de vitamina B12 en las gastritis atróficas. Los polisacáridos de alto peso molecular del Arándano agrio inhiben la adhesión de Helicobacter pylori sobre la mucosidad gástrica humana.

La manzanilla romana muestra en una meta-análisis una disminución neta de la dispepsia y de la acidez estomacal. Su acción antiinflamatoria local es bien conocida y ha sido comparada con los inhibidores de la bomba de protón. Su aceite esencial mostró una inhibición in vitro del Helicobacter.

La Genciana (Gentiana lutea) que contiene triterpenos y xantonas presenta una acción antiinflamatoria directa sobre la mucosa del estómago también por las xantonas una acción antiestrés y antidepresiva muy útil en las problemáticas del estómago. Para el extracto alcohólico, la CMI de Helicobacter es 100 µg / ml.

Humulus lupulus, el lúpulo parece tener un efecto apaciguante sobre el estómago, su modo de acción no está determinado sino podría tratarse de una acción próxima de las plantas estrogénicas.

Las nuevas pistas de trabajo están en estudio actualmente. La grelina es un polipéptido orexígeno, secretado en su mayor parte por el estómago y a menor grado por el intestino, el páncreas, el riñón, el hipotálamo, la hipófisis.

La grelina acelera el vaciado gástrico y el tránsito intestinal. Es un poderoso agente prokinético y es capaz de levantar un ileus gástrico postoperatorio.

Las infecciones de H. pylori, están asociadas con una reducción del índice de grelina circulante independientemente del sexo y del BMI.

La grelina posee una acción gastroprotectora dosis-dependiente y abre implicaciones clínicas en gastro-enterologia.

Desgraciadamente se trata de una arma de doble filo porque este polipéptido aumenta el apetito, lo que por supuesto es interesante en las personas afectadas crónicamente por un Helicobacter pylori pero también contraindicado en los excesos de peso.

Ciertas plantas como Avena sativa y Zingiber officinalis actuarían a través de un aumento de la grelina; su efecto sobre el aumento del apetito es bien conocido.

Por ejemplo los extractos alcohólicos y el polvo de raíz fresca de jengibre y incluso los componentes aislados como [6]-, [8]-, [10]-gingerol y [6]-shogoal inhiben, in vitro, el Helicobacter pylori.

Probióticos y prebióticos 

La asociación de varios pre y probióticos, a saber las bifidobacterias, los sacaromicetos y los lactobacilos ha sido estudiado y muestra de manera evidente una mejor tolerancia a la triterapia clásica. Estas sustancias parecen tener un efecto de prevención pero ningún estudio completo ha sido realizado.

Sin embargo, dado su modo de acción y dada la ausencia de contraindicación su utilización es lógica.

Vitaminas 

La utilización de vitamina C natural en el momento del tratamiento del HP provoca una disminución de los riesgos de precancerización de los tejidos del estómago.

Complementos alimentarios 

La utilización de los aceites de pez aporta un efecto positivo en complemento al tratamiento de erradicación del HP.

Pero esta aportación es insuficiente para tratar la bacteria en comparación con las sustancias clásicas.

En prevención  ...

- HEBAPY ES  : 1 cápsula al día después de las comidas
- PROFLORE : 1 cápsula al día después de la comida
- OMEGA OCEAN : 1 cápsula (1000 mg) al día después de la comida
- AC500: 1 comprimido al día después de la comida

Conclusión : 

La erradicación del Helicobacter es indispensable cuando se ha evidenciado para evitar particularmente los riesgos de cáncer del estómago. Esta erradicación por el tratamiento clásico (triterapia antibiótica) no es siempre suficiente. Añadir un tratamiento natural limitará los riesgos de recidiva. Diferentes plantas mostraron una acción neta sobre el Helicobacter pylori y límita sus riesgos.

Bibliografía

Haristoy X, Angioi-Duprez K, Duprez A, Lozniewski A. Efficacy of sulforaphane in eradicating Helicobacter pylori in human gastric xenografts implanted in nude mice. Antimicrob Agents Chemother. 2003 Dec; 47(12): 3982-4.

http://www.stethonet.org/news/esculape/news2.php

Gruenwald J, Brendler T, Jaenicke C. PDR for Herbal Medicines. 1st ed. Montvale, NJ: Medical Economics Company, Inc., 1998
(2) Toshio Fukai. Ai Marumo, Kiyoshi Kaitou, Toshihisa Kanda, Sumio Terada and Taro Nomura. Anti-Helicobacter pylori flavonoids from licorice extract. Life Sciences. Volume 71, Issue 12 , 9 August 2002, Pages 1449-1463

Melzer J, Rosch W, Reichling J, et al. Meta-analysis: phytotherapy of functional dyspepsia with the herbal drug preparation STW 5 (Iberogast). Aliment Pharmacol Ther 2004;20:1279-87.

 M.Jafarian et K. Ghazvini. Réglisse contre Helicobacter pylori. Mashhad. Iran. 2004.

 Burger O, Weiss E, Sharon N, Tabak M, Neeman I, Ofek I. Inhibition of Helicobacter pylori adhesion to human gastric mucus by a high-molecular-weight constituent of cranberry juice. Crit Rev Food Sci Nutr. 2002;42(3 Suppl):279-84.

Brenner H, Rothenbacher D, Bode G, Adler G. Relation of smoking and alcohol and coffee consumption to active Helicobacter pylori infection: cross sectional study. BMJ 1997;315:1489-92.

Tomic M, Tovilovic G, Butorovic B, et al. Neuropharmacological evaluation of diethylether extract and xanthones of Gentiana kochiana. Pharmacol Biochem Behav 2005;81:535-42.

Mahady GB, Pendland SL, Stoia A, Hamill FA, Fabricant D, Dietz BM, Chadwick LR. In Vitro susceptibility of Helicobacter pylori to botanical extracts used traditionally for the treatment of gastrointestinal disorders. Phytother Res. 2005 Nov;19(11):988-91.

Yang Li, Chen Xu, Qiang Zhang, Jun Yan Liu and Ren Xiang Tan. In vitro anti-Helicobacter pylori action of 30 Chinese herbal medicines used to treat ulcer diseases. Journal of Ethnopharmacology Volume 98, Issue 3 , 26 April 2005, Pages 329-333

G.B. Mahady, S.L. Pendland, G.S. Yun, Z.Z. Lu and A. Stoia, Ginger (Zingiber officinale Roscoe) and the gingerols inhibit the growth of Cag A+ strains of Helicobacter pylori, Anticancer Res. 23 (2003), pp. 3699-3702.

Imai H, Osawa K, Yasuda H, Hamashima H, Arai T, Sasatsu M. Inhibition by the essential oils of peppermint and spearmint of the growth of pathogenic bacteria. Microbios. 2001;106 Suppl 1:31-9.

Sakamoto I, Igarashi M, Kimura K, et al. Suppressive effect of Lactobacillus gasseri OLL 2716 (LG21) on Helicobacter pylori infection in humans. J Antimicrob Chemother 2001;47:709-10.

Ohno T, Kita M, Yamaoka Y, Imamura S, Yamamoto T, Mitsufuji S, Kodama T, Kashima K, Imanishi J. Antimicrobial activity of essential oils against Helicobacter pylori. Helicobacter. 2003 Jun;8(3):207-15.

Cremonini F, Di Caro S, Covino M, et al. Effect of different probiotic preparations on anti-helicobacter pylori therapy-related side effects: a parallel group, triple blind, placebo-controlled study. Am J Gastroenterol 2002;97:2744-9.

Zullo A, Rinaldi V, Hassan C, et al. Ascorbic acid and intestinal metaplasia in the stomach: a prospective, randomized study. Aliment Pharmacol Ther 2000;14:1303-9